Una de las cirugías más habituales es la frenectomía tanto la frenectomía labial como la frenectomía lingual, la frenectomía es la intervención en la que se extirpa el frenillo, tanto el de que uno los labios con los maxilares en el caso de la frenectomía labial como  el frenillo que fija la lengua. La frenectomía es un procedimiento sencillo en el que se corta el frenillo utilizando un bisturí esterilizado o bien mediante láser.

Las causas más comunes que llevan a tener que practicar una frenectomía se detectan en niños a partir de dos años, cuando el frenillo labial se observa mas grueso de lo normal e insertado más abajo separando los dientes centrales superiores, esto afecta con problemas que pueden llegar a ser importantes como fallas en la correcta pronunciación de las palabras, a la alimentación y también desde un punto de vista estético.

El frenillo lingual en ocasiones es tan largo que llega hasta la punta de la lengua, provocando problemas en el habla.

Antes de determinar qué tratamiento es el adecuado, es importante hacer una valoración previa por parte de nuestros especialistas con el paciente. En la clínica dental, nuestros tratamientos son personalizados y adaptados a las necesidades de cada uno de ellos. El 95% de los diastemas que persisten entre los 6-7 años de edad, se cierran espontáneamente sobre los 11 y 12 años tras la salida de los caninos superiores. Es por ello que se recomienda no eliminar el frenillo antes de dicha edad.

2018-11-08T17:32:18+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies