¿Qué es la cirugía dental?

La cirugía dental es la rama de la Odontología especializada en el diagnóstico de problemas relacionados con la boca, su tratamiento mediante medicación y las intervenciones quirúrgicas.

Estas operaciones se centran en la boca y la mandíbula, pero también un cirujano oral es el encargado de tratar enfermedades como el cáncer de cuello, dolores faciales, correcciones faciales o tumores en la mandíbula, entre otros.

Por tanto, y como veremos en este artículo, la cirugía oral abarca un extenso número de intervenciones odontológicas que comprende desde operaciones simples como son las extracciones dentales a complejos procedimientos quirúrgicos.

Los tipos de cirugías dentales más habituales

1 – Cirugía de implantes dentales

A través de esta operación dental, se reemplazan dientes dañados o perdidos por otros artificiales que actúan como si se tratara de piezas dentales naturales.

La técnica de implantología dental variará en función de las necesidades que observe el cirujano oral.

2 – Cirugía dental cosmética

Bajo este campo de la cirugía bucal se engloban las intervenciones cuyo objetivo es mejorar la belleza de la sonrisa, mediante el uso de implantes dentales, la colocación de carillas o el alargamiento de la corona.

3 – Extracciones dentales retenidos

El odontólogo opta por esta operación dental tras comprobar el crecimiento de dientes que están saliendo por donde no deberían, como aquellos casos en los que la pieza no ha llegado a salir pero se está causando dolor, pudiendo derivar en graves problemas dentales.

Entre las cirugías dentales más habituales dentro de este área se halla la extracción de muelas del juicio. No obstante, las extracciones dentales también se producen en caso de apiñamiento dental, caries, enfermedad periodontal o posibles infecciones.

4 – Cirugía mandibular correctiva

Ante desórdenes temporomandibulares, el dentista puede optar por la cirugía dental enfocada a corregir el encaje entre la mandíbula superior y la inferior, así como favorecer la fijación de las dentaduras.

Estos problemas pueden afectar tanto a la articulación de la mandíbula como a los músculos masticatorios, generando dolores de cabeza, bruxismo o molestias en el oído.

5 –  Lesiones faciales y mandibulares

Cuando estos problemas impiden hablar correctamente, la mordida no encaja como debería y, en definitiva, las molestias afectan al bienestar diario, nuestros cirujanos dentistas se decantan por la operación dental.

Es más, en estos casos, es vital la rápida intervención para poner freno a problemas orales que pueden incrementarse con el tiempo.

6 – Frenectomía

En esta intervención, el especialista en cirugía bucal se encarga de la eliminación de parte del frenillo ya que, a consecuencia de un tamaño desproporcionado del mismo, se obstaculiza el cierre del espacio entre los incisivos superiores.

Asimismo, esta operación dental también está recomendada en casos de pacientes con frenillo corto que está ocasionando problemas para el óptimo movimiento de la lengua.

2018-10-08T11:25:02+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies