Empaste dental en Lugo

Uno de los tratamientos dentales que en nuestra clínica realizamos con mayor frecuencia son los empastes. La caries dental es el motivo que todos conocemos como más habitual para tener que realizar un empaste. Pero las causas que pueden llevarnos a realizar el empaste de una muela o diente pueden ser otras. De hecho en algunas intervenciones realizar un empaste a tiempo puede prevenir tener que realizar un implante dental en el futuro.

Los empastes dentales son un tratamiento dirigido a eliminar una caries para preservar la salud del tiene afectado, nuestros especialistas experimentados limarán la parte dañado de la pieza dental para evitar que la raíz se vea afectada, esto provocará un hueco en el diente que tendrá que ser rellenado para que el paciente pueda comer y sonreir con total normalidad.

Los alimentos que comemos dejan restos en nuestros dientes, si no los eliminamos manteniendo una correcta higiene bucodental, su acidez puede ir afectando al esmalte de los dientes y de las muelas llegando a desaparecer por zonas, así se produce la caries dental y es un problema que puede ir agravando y la perforación podría llegar hasta la pulpa, por lo que es un problema al que hay que poner una pronta solución. La gran diferencia entre un empaste dental y una endodoncia es la profundidad del tratamiento. En un empaste dental, los tejidos que se involucran y se dañan son solamente el esmalte y la dentina; en cambio, en una endodoncia, debemos llegar hasta la pulpa para limpiar y descontaminar completamente al diente.

Un empaste dental debe de durar entre los 5, 10 ó 15 años, dependiendo siempre de cada paciente. La mejor forma de mantener en buen estado los empastes dentales es acudir de forma regular a tu Clínica Dental para su supervisión.

Existen una serie de síntomas por los que puede que se requiera acudir antes, entre los que podemos destacar:

  • Notar o ver que se ha quebrado o agrietado el empaste por algún motivo
  • Tener una mayor sensibilidad en los dientes

Aparte de estas visitas periódicas, resulta fundamental llevar una buena higiene dental, cepillándose los dientes al menos 3 veces diarias, así como el empleo de hilo dental o enjuagues bucales. Otra opción muy válida es el empleo de férulas nocturnas en el caso de que los empastes tiendan a agrietarse.

¿Quieres que nuestros expertos evaluen tu caso?

La primera consulta de diagnóstico, el estudio y presupuesto personalizado es gratuito.

2019-03-22T16:53:17+00:00

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies