Tratamientos dentales más comunes

Existen muchos tipos de tratamientos dentales que llevamos a cabo en nuestra clínica dental para mantener en óptimo estado la salud bucal de nuestros pacientes. Algunos más comunes que otros, ya que pueden realizarse a cualquier edad durante toda nuestra vida, otros son tratamientos más específicos, asociados a ciertas patologías.

Blanqueamiento dental

El blanqueamiento, que es un tratamiento dental asociado a la estética, tiene como objetivo aclarar el tono de las piezas dentales, y conseguir un efecto más resplandeciente en la sonrisa.

¿En qué consiste este tratamiento?

Lo primero sería una limpieza bucal completa, y pulido del esmalte, para remover todas las manchas que puedan tener los dientes en la superficie, ya sean provocadas por causas naturales o por factores externos como la cafeína o la nicotina.

No hay que olvidar que nuestro esmalte dental cuenta con muchos poros diminutos que a medida que pasa el tiempo pueden dejar pequeños depósitos orgánicos de orígenes diversos, los cuales son los causantes de manchas en nuestra dentadura.

¿Qué tipos de blanqueamientos existen?

Blanqueamiento dental profesional

Las concentraciones del producto que se emplean en este blanqueamiento, son más altas, y pueden dañar el tejido blando que rodea al diente, con lo que debe hacerse en clínica con un profesional. La tecnología LED cuenta con un principio activo que no daña el esmalte de los dientes, pero sí puede causar sensibilidad dental. Consigue un efecto blanqueante más rápido, pero menos duradero, por lo que suele combinarse con tratamiento de refuerzo en casa.

Blanqueamiento dental por férula

Este es otro procedimiento para conseguir el blanco natural de tus dientes. Para ello se toman medidas de la anatomía dental y se fabrican unas férulas blandas a medida, que se ajustan perfectamente a la mordida del paciente. Se proporciona al paciente entre una y dos jeringas de gel de peróxido de carbamida o hidrógeno y las férulas dentales, enseñándole como colocar un punto de gel en la zona media de los dientes anteriores tanto superiores como inferiores, por la cara vestibular de los dientes, de canino a canino o premolar a premolar.

Es importante que antes de realizar cualquier tratamiento blanqueante, se revise el estado bucal del paciente, que no tenga caries o empastes filtrados, lesiones en la mucosa o inflamación de las encías, ya que sería contraproducente realizar el tratamiento.

Carillas dentales

Carillas de porcelana o zirconio

Este tipo de tratamiento dental, también relacionado con la estética dental, consiste en el desgaste de la cara vestibular de los dientes, pudiendo abarcar caninos o solamente los incisivos, para tras tomar medidas exactas de la anatomía de las piezas dentales, mandar a fabricar unas finas capas de porcelana o zirconio, que serán hechas a medida y se pegarán al diente con una resina especial para carillas. Tienen una gran demanda y el efecto visual es inmejorable, siendo una solución perfecta para el diseño de sonrisa en caso de pacientes con dientes empastados, bordes incisales partidos, diferentes tamaños de dientes, etc. La ventaja de las carillas bucales es que tienen un alto componente natural y estético que hace que apenas se note que las llevas.  Lo que se pretende con este tipo de tratamientos dentales es que el paciente luzca una sonrisa sana y bonita. El punto débil de las carillas dentales, es que deben cuidarse y no morder con ellas ya que pueden despegarse.

Carillas dentales de composite

Las carillas dentales de composite son un tipo de tratamiento dental que tiene un fin estético y natural, y el método que se utiliza es la superposición de láminas de composite sobre la superficie del diente.

Este procedimiento no es invasivo para la superficie bucal, por lo que no daña en ningún momento la dentadura. Los materiales con los que se elabora el composite tienen una alta durabilidad. La ventaja de las carillas dentales de composite frente a las de porcelana es que pueden ser diseñadas por el propio dentista adaptándose a cada una de las piezas dentales; en cambio, las carillas de porcelana vienen predeterminadas y no se adaptan igual. El fin de ambos tratamientos dentales es el mismo, pero dependiendo del paciente se utiliza una técnica u otra. Tienen el inconveniente de ser menos duradero su resultado final, ya que la resina, al ser más porosa, es susceptible a manchas de agentes externos como los alimentos y nicotina. El resultado estético es muy natural, pero no tan definitivo como el de las carillas de porcelana o zirconio.

Extracción o exodoncia

Es uno de los tratamientos dentales más utilizados y que puede realizarse a cualquier edad, desde extracciones de dientes temporales, muelas del juicio o exodoncias de piezas destruidas y causantes de infección.

Lo que suele llevar a cabo este proceso de extracción suele ser dolores intensos en los terceros molares, inflamación de encías, maloclusión, surgimiento de quistes o infecciones bucales.

Implantes dentales

Se acude a este tipo de tratamiento dental cuando es necesario sustituir piezas dentales extraídas, donde queda espacio suficiente para reponer la misma y existe suficiente hueso alveolar que lo albergue.

Los implantes dentales se diseñan y fabrican con el fin de que sea un tratamiento a largo plazo, aunque necesita cuidados, ya que es un elemento externo a nuestro organismo.

Tratamiento de endodoncia

La endodoncia es un tratamiento que se realiza cuando hay afección de la pulpa o nervio dental, generalmente por caries dentales profunda o por trauma dental. Cuando existe inflamación de la pulpa y no remite con tratamiento, causa dolor intenso y necrosis del diente, con lo que el dentista debe acceder a ella y extraerla. Para evitar que el paciente pierda una pieza dental, estructuralmente «sana», el endodoncista limpia el interior del diente, rellena la cavidad dejada por el nervio y sella el acceso que ha hecho para llegar al nervio, permitiendo que el diente permanezca en boca, aunque no tenga vitalidad y se debilite con el tiempo. Esta es la razón por la que suele indicarse además el uso de corona o funda dental fabricada en laboratorio, para reforzar y proteger la pieza debilitada.

Férula dental

Este tratamiento dental utiliza un tipo de férula que se llama Férula de descarga. Este tipo de férula consta de una pieza de plástico que se coloca en el arcado superior de la cavidad bucal para proteger los dientes de la fricción con la arcada superior, de tal forma que evitamos causar desgaste entre nuestros dientes, el denominado bruxismo. Las férulas de descarga son un tipo de tratamiento dental que a pesar de ser rígido y duro permiten una gran movilidad de la mandíbula. El fin principal de estas férulas dentales es conseguir una adaptación perfecta entre los dientes y tu boca de tal forma que evitamos cualquier sobrecarga que pueda sufrir nuestro cliente.

Ortodoncia brackets

Este tipo de tratamiento bucal lo utilizamos para corregir los problemas de la mordida, de tal manera que tiene como principal objetivo alinear los dientes y la mandíbula. La ortodoncia con brackets se puede dar tanto en niños como en adultos, dependiendo del origen del problema. Una de las ventajas principales de implantar la ortodoncia con brackets es que mejoraras de forma muy positiva la salud de tu boca. Aparte de la alineación de los dientes y de la mandíbula, también puedes conseguir corregir otros problemas dentales del tipo de enfermedades en las encías, caída de los dientes o desgaste del esmalte dental.

Ortodoncia invisible

El sistema consiste en colocarte unos alineadores transparentes y extraíbles, fabricados a medida, lo que garantiza la comodidad y el éxito del tratamiento. Estos aligners se cambian cada dos semanas y, desde prácticamente el inicio del tratamiento, ya empezarás a visualizar los movimientos de tus piezas dentales. Semana tras semana, los dientes se irán posicionando poco a poco, hasta quedar perfectamente alineados y en la posición final que te habíamos indicado.

Prótesis dental removible

A medida que va pasando el tiempo, con la edad vamos perdiendo piezas bucales, lo que nos provoca malestar, afecta a la estética y relaciones interpersonales. las prótesis dentales removibles, han sido siempre una solución rápida menos costosa que los implantes, de uso más recientes que estas. Las prótesis dentales removibles cuentan con una serie de desventajas, la más radical es la pérdida de hueso alveolar y la poca estabilidad en boca, ya que la boca irá cambiando su anatomía interna y la prótesis se irá desajustando con el tiempo, teniendo que ser renovada. Aún así, como soluciones temporales puede ser una opción viable, rápida y asequible.

Tratamiento periodontal

El tratamiento periodontal es va asociado a la inflamación de encías. Es el tratamiento indicado para casos de inflamación de encías o encías sangrantes. Al existir un surco periodontal entre la encía y el diente, los restos de comida se depositan en esta zona provocando la inflamación y sangrado de las encías. Es sumamente importante una buena higiene dental para remover estos restos e impedir que se forme sarro. En pacientes en los que ya se ha formado sarro y además el surco se ha abierto más, siendo más profundo en algunos puntos, dando paso a una bolsa periodontal, el especialista necesitará extraer esos restos con instrumental adecuado mediante un tratamiento periodontal que permita la total limpieza y recuperación de la mucosa.

Aunque en la clínica dental se realicen todos estos tratamientos, algunos requieren que el profesional esté especializado, debido a su complejidad, como por ejemplo la ortodoncia, la endodoncia o la cirugía dental.

¿Quieres que nuestros expertos evaluen tu caso?

Háznos una visita en nuestra consulta y nuestros especialistas estudiarán tus caso y  te propondrán una solución. Además que el dinero no suponga un problema ya que disponemos de una linea de financiación para nuestros tratamientos, puedes pagar hasta en 36 meses sin intereses (sujeto a la aprobación de la entidad financiera)

PIDE CITA ONLINE

Otros artículos relacionados

2020-02-03T15:22:44+00:00